Saltar al contenido
La Época Medieval

Mundo Medieval

El mundo según los habitantes de la Edad Media, en España y el resto de Europa

Los personas de la época, tanto en España como en el resto de los países Europeos, basaban sus creencias en las referencias que se tenían por aquellos tiempos, sobre todo autores griegos y latinos como San AgustínBoecioPseudo DionisioPitágoras… pero muy por encima de todos ellos, Aristóteles.

El universo

El UNIVERSO era visto como una serie de capas de una cebolla
El Universo como capas de CEBOLLA

Aristóteteles pensaba que el mundo era una esfera que ocupaba el centro del universo y estaba contenida en otras nueve, a modo de capas de una cebolla. Y luego de esa última capa “no hay ni espacio, ni vacío, ni tiempo. Por eso lo que quiera que allí haya se caracteriza por no ocupar espacio ni verse afectado por el tiempo”.

El Cristianismo le dio sentido a ese espacio vacío y lo ocupó con Dios y todo su séquito celestial.

Cada una de las capas tenían incrustados los planetas, y la mas exterior, Stellatum , las estrellas. La más cercana a la tierra contenía a la Luna. Debajo el Mundo Sublunar. Como no podía ser de otra forma, ocupando el centro de todo, estaba la Tierra. Desde la Tierra hasta el Stellatum estimaban que recorriendo unos 65 kilómetros al día se tardarían 8.000 años en llegar ahí.

La Tierra

Si allí arriba hay un universo ordenado, eterno, perfecto y regular, debajo de la Luna, La Fortuna no deja de hacerse suyo en un mundo diabólicamente variable y caótico. Bajo la esfera sublunar se encuentran los cuatro elementos primordiales, con dos cualidades, cada uno de los cuales los une. Debajo está el más pesado de ellos, la tierra. Y en el centro de la Tierra, el infierno. Un lugar que tenía varias habitaciones, como el Erebo (habitado por dragones y gusanos de fuego), el río Aqueronte o la laguna Styx.

La tierra es un elemento frío y seco, que se puede transformar en agua, que es fría y húmeda y que está en la tierra formando océanos. El agua a su vez se convierte en aire, húmedo y tibio, que está en él formando la atmósfera. Por encima de todos ellos, el más ligero y fronterizo con el éter es el fuego, seco y cálido. Eso se convierte en tierra y así se cierra el ciclo. Pero si el fuego está formando una capa que rodea la Tierra, justo debajo de la esfera lunar … ¿Cómo no podemos ver cuando miramos un cielo en llamas? La explicación que daban es que era un fuego puro y por tanto invisible.

Geografía terrestre

La geografía terrestre se distribuyó en cinco zonas: norte, solsticial, equinoccial, brutal y meridional. Los extremos eran inhabitables por el frío y los del centro por el calor. Los dos en el medio, cuando el frío y el calor se mezclaron en ellos, los humanos habitan uno de los dos, el solsticial, donde los continentes conocidos en ese momento son: Asia, África y Europa.

Cerca de Asia se situaba el Paraíso, donde crecía el Árbol de la Vida, y la India, habitada por toda clase de pueblos a cada cual más exótico.

El cuerpo humano

Tenía un alma dividida en tres partes o, según algunos, tres almas: la vegetativa común a todos los seres vivos, el alma sensible compartida con los animales y el alma racional, exclusivamente humana. El cuerpo estaba formado por los cuatro opuestos (caliente, frío, húmedo y seco) como la tierra, pero en el cuerpo forman los estados de ánimo que determinan el carácter: sangre, bilis, flema y melancolía. Las tres partes del alma más las cuatro del cuerpo suman siete, como los planetas y las notas musicales, que vinculan al ser humano con el cosmos. En cierto modo, cada persona era considerada un mundo en miniatura.

Y aquí concluye este pequeño resumen de el mundo en Edad Media en España. Si luego de leer te quedaste con ganas de tener algún producto de la Época Medieval entra en nuestra TIENDA.